Jon Rahm, expectación confirmada

La expectación forma parte del deporte, tanto como el talento, el trabajo, la pasión o la ambición. Y a diferencia de otras emociones, es una compartida casi por igual por aficionados y deportistas: unos y otros saben cuándo se acerca un momento decisivo, cuando estamos a punto de vivir un antes y un después. Y si hablamos de expectación en golf, un nombre destaca por encima de todos: Jon Rahm.

Quizás esta introducción pueda resultar algo exagerada; es una verdad indiscutible que hay una gran diferencia entre el mundo amateur y el profesional, que nunca es un salto fácil… Por otra parte, estamos hablando de un golfista que obtuvo el premio Ben Hogan, que reconoce al mejor amateur del mundo, durante dos años seguidos, siendo el primero en conseguirlo… Estableció también un nuevo récord de 50 semanas liderando el ránking y arrebató el récord de golpes que poseía Jack Nicklaus” como nos contaba Luis Mendiola en El Periódico. Si eso no justifica la expectación, nada lo hace.

Además, no se trata solo de estadísticas, sino también de resultados (dos conceptos que no siempre coinciden). Hablemos, por ejemplo, de su última tarjeta como amateur: nada más y nada menos que el US Open. “He disfrutado muchísimo en el US Open y creo que eso lo dice todo. No me planteé grandes objetivos. Quería pasar el corte y jugar lo mejor posible”, confiesa en su blog  en @fvascagolf. Menos mal que el planteamiento era solo disfrutar: Jon acabó el 23º. Por delante de Jordan Spieth y mejorando los debuts de Sergio García, Olazábal o Tiger Woods.

¿Dónde está el límite de Rahm?

La entrada en el terreno profesional fue aún mejor: debutar y acabar en el podio del Quicken Loans National es algo reservado solo a los más grandes. “Tercero con -13, un resultado que debería asombrar a propios y extraños de no ser por todo lo que ya se ha visto de él en sus últimos meses como amateur… El vasco llegó a ser líder en la primera jornada con 64 golpes y colíder en la segunda con 67”, leemos en el site  de la @rfegolf. Con este rendimiento, quedarse fuera del segundo corte del Barracuda Championship por culpa de tres bogeys consecutivos es un traspiés sin importancia.

Imposible, por tanto, no sentir expectación ante el que es ya el octavo mejor jugador español en el ranking. Alguien que une talento, compromiso (por ejemplo, con su universidad y sus estudios) y pasión (también fuera del golf).

Rahm-bo, dispuesto a hacer historia (incluso en el British, por qué no).

Y nosotros, a disfrutar de ella.

Foto: http://jonrahm.com/

 

Compartir

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en email

Más posts

Sin categorizar

Río Real se une con Golf-Service

En Río Real Golf & Hotel seguimos apostando por plataformas tecnológicas que puedan mejorar la experiencia de nuestros clientes. En España fuimos pioneros en ofrecer

Nuevas tendencias de golf pos-confinamiento

La Covid-19 ha levado cambios importantes a casi todos los aspectos de la vida diaria y nos hemos tenido que adaptar rápidamente a nuevas formas de hacer las cosas. Entre ellas, el golf y no cabe duda de que el deporte ha visto unos cambios a lo largo de las últimas semanas. A continuación, detallamos las nuevas tendencias de golf pos-confinamiento.